Skip to Content

El SPD cuenta con una leve ventaja en las encuestas a boca de urna al finalizar las históricas elecciones en Alemania, pero el resultado final es incierto

Luis Ernesto Quintana Barney

(CNN) — El Partido Socialdemócrata (SPD) de izquierda de Alemania celebra una estrecha ventaja en las encuestas a boca de urna publicadas después de que finalizara la votación en las elecciones federales de Alemania, pero el resultado final de la reñida contienda sigue siendo incierto.

Una encuesta de salida de Forschungsgruppe Wahlen para n-tv, afiliada de CNN, sugirió que el SPD tenía el 25,7% de los votos, con la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de centro derecha de la canciller saliente Angela Merkel con el 24,6%, seguida por los Verdes con el 14,4% y el FDP con el 11,7%. % y la AfD al 10,7%.

La estrechez de los márgenes significa que las elecciones alemanas están en este punto demasiado apretadas para dar un ganador y predecir el próximo gobierno, y el canciller, es imposible. También queda por contabilizar un gran número de votos por correo.

Cualquiera que sea el partido que salga al frente, se esperan largas negociaciones de coalición antes de que se pueda formar un gobierno.

Pero para el SPD, salir a la par con la CDU cuenta como una ganancia significativa. El partido de izquierda obtuvo el 20,5% de los votos en las últimas elecciones generales del país, en 2017.

El bosque de la “Bella Durmiente” se está muriendo. No es la única crisis climática a la que se enfrentará el próximo canciller de Alemania

“Los votantes han decidido que el partido socialdemócrata ha ganado, y esto es un gran éxito”, dijo el líder del SPD Olaf Scholz en declaraciones desde la sede de su partido.

Scholz dijo que los votantes querían que fuera el próximo canciller. “Muchos ciudadanos han marcado el lado del SPD porque quieren que haya un cambio de gobierno y también porque quieren que el próximo canciller de este país se llame Olaf Scholz”.

El político de 63 años se ha desempeñado como vicecanciller y ministro de Finanzas alemán en el gobierno de gran coalición de Merkel desde 2018, lo que le valió una mayor visibilidad mientras navegaba por la respuesta económica de Alemania a la pandemia.

“Pragmatismo, optimismo, unidad, eso es lo que mostraremos porque eso es lo que cuenta, y estoy seguro de que los ciudadanos también estarán felices después de las elecciones por su decisión”, agregó Scholz.

Fuertes aplausos y vítores de los jubilosos simpatizantes del partido lo interrumpieron mientras hablaba.

“Ahora esperaremos el resultado final, pero luego nos pondremos manos a la obra. ¡Gracias!”, dijo Scholz.

¿Cómo será la vida política después de Merkel?

Robin Fugmann, de 20 años, un ferviente partidario de Scholz, le dijo a CNN que estaba encantado con los resultados hasta el momento.

“Es realmente un resultado asombroso, la gente cree en Olaf Scholz, la gente cree que Armin Laschet realmente no puede liderar este país”, afirmó. “Así que realmente tenemos el mandato de liderar un nuevo gobierno, espero que lo hagamos. Y, en primer lugar, vamos a celebrar porque este es un resultado realmente asombroso”.

Olaf Scholz saluda a la sede del SPD después de que las estimaciones fueran transmitidas por televisión, en Berlín.

Armin Laschet hace una mueca al comentar sobre el resultado de las elecciones al Bundestag del domingo.

Líder de la CDU: el partido ‘no puede estar contento’

Por el contrario, el estado de ánimo en la sede de la CDU fue abatido cuando surgieron las encuestas de salida iniciales. Sugieren que la CDU, con su partido hermano, la Unión Social Cristiana en Baviera, podría estar viendo el peor resultado en la historia de la alianza, con su participación en los votos potencialmente inferior al 8% desde 2017.

El partido “no puede contentarse con este resultado”, dijo a los partidarios el líder de la CDU, Armin Laschet, aunque señaló que el resultado final no estaba claro.

“Podemos prever que podría haber un gobierno con tres partidos”, dijo, ya que indicó que el partido “haría todo lo posible para tratar de construir una coalición”.

Laschet agregó que la CDU tenía “un mandato contra un gobierno de izquierda”.

El partido había hecho campaña con un mensaje de estabilidad para el país después de que Merkel, considerada un par de manos firmes durante los últimos casi 16 años, dimitiera. Pero ahora llega a un acuerdo con lo que en sí mismo llamó una noche amarga de pérdidas.

“Cuando miramos cómo perdimos en comparación con las últimas elecciones, es amargo para nosotros”, dijo el secretario general de la CDU, Paul Ziemiak, a CNN en una entrevista en la sede del partido.

“Pero también está claro que después de los números todavía no hay una visión clara sobre quién está por delante y exactamente cómo”, señaló.

“La pregunta es, ¿quién puede formar un gobierno estable, formar una coalición para el futuro, para este país? Tenemos muchos problemas que abordar – la protección del clima, la innovación – pero también tenemos que garantizar la estabilidad y la seguridad social, que yo creo que una coalición de la CDU / CSU, los Verdes y el FDP podría hacerlo bien, y de eso es de lo que hablaremos durante los próximos días”.

Deborah Piraba, una estudiante de derecho de 27 años y joven demócrata de la Unión Cristiana, dijo a CNN en la sede de la CDU que los resultados eran “decepcionantes” pero que todavía no se había perdido nada.

“Tenemos que considerar que estamos saliendo de 16 años con Angela Merkel, de quien soy una gran admiradora. Ya estoy triste de que se vaya de la oficina”, comentó. “La llamamos Mutti (mamá), sabía hablar con las personas y tiene la conexión con la gente y ha hecho mucho por Alemania. Esto la hizo tan especial comparándola con otros políticos. También extrañaré su sentido del humor”.

La canciller alemana, Angela Merkel con los principales miembros de la CDU que aplauden el domingo.

Mientras tanto, la multitud en la sede del Partido Verde en Berlín vitoreó cuando se leyeron las primeras encuestas a boca de urna.

“Hemos liderado una campaña como nunca antes habíamos experimentado en este país, las veinticuatro horas del día, hasta anoche, el último segundo”, dijo la líder de los Verdes, Annalena Baerbock, mientras agradecía a los partidarios del partido.

Las preocupaciones ambientales y las preocupaciones económicas han surgido como temas clave en la campaña, y las primeras fueron alimentadas por las inundaciones mortales que devastaron partes de Alemania este verano.

Baerbock atribuyó el éxito de su partido a los votantes nuevos y jóvenes. “Este impulso de los mercados, de tanta [gente] que se unió a nuestro partido en los últimos años, ha llevado a este mejor resultado histórico”, afirmó.

Pero, agregó Baerbock, el partido había “querido más” y no lo había hecho mejor en parte debido a errores cometidos por ella durante la campaña.

La principal candidata a canciller de la AfD, Alice Weidel, puso cara de valiente después de que los resultados electorales proyectados mostraran que el apoyo al partido de extrema derecha cayó un 2,6% desde 2017.

“Estamos en las dos cifras, hemos podido afirmarnos”, dijo, según Reuters. “Esta afirmación de que nos iríamos del parlamento después de un período legislativo ha fracasado por completo y estamos muy, muy felices”.

Bosque que inspiró a los hermanos Grimm está en crisis 3:50

¿Habrá una gran coalición?

El gobierno saliente permanece en el cargo como gobierno interino hasta que sea reemplazado por un nuevo gobierno. Merkel, de 67 años, se retirará y el nuevo canciller tomará las riendas.

Incluso si el resultado final cambia la distribución de votos, el hecho básico es que “después de 16 años en el poder, casi el 76% de los alemanes no han votado” por el partido de Merkel, dijo el comentarista de CNN Dominic Thomas.

Ni la CDU ni el SPD tendrán una oportunidad real de crear una coalición, agregó.

“Si es el SPD el que lidera el camino, el único camino a seguir será hablar con tres partidos que probablemente involucrarán a los Verdes y al FDP. Y es una tarea bastante difícil tratar de unirlos a todos”, comentó.

Las encuestas a boca de urna indican un movimiento hacia el centro y el centro izquierda, agregó, reflejando las preocupaciones de un electorado más joven.

“Está claro que el impulso se está moviendo más hacia temas que conciernen al bienestar social, la política verde”, destacó Thomas.

Las negociaciones para formar un gobierno de coalición podrían llevar semanas o incluso meses. Pasaron más de cinco meses después de las elecciones de septiembre de 2017 para que se formara un gobierno con Merkel.

Frederik Pleitgen, Salma Abdelaziz, Nadine Schmidt y Stephanie Halasz de CNN informaron desde Berlín y Laura Smith-Spark escribió desde Londres. Nina Avramova, Inke Kappeler y Aditi Sangal de CNN contribuyeron a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newssource

Skip to content