Skip to Content
News

¿Qué significa la expresión ‘quid pro quo’ y qué tiene que ver con el ‘impeachment’ a Trump?

Washington (CNN) — Quid pro quo es un término en latín que significa “dar algo algo a cambio de algo”.

En los últimos meses esta expresión ha surgido en relación con la llamada telefónica del presidente Donald Trump del 25 de julio con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky. Según una transcripción de la llamada a la Casa Blanca, Trump le pidió un “favor” a Zelenzky: la ayuda de Ucrania para investigar al exvicepresidente Joe Biden, un contendiente en las elecciones de 2020.

“El quid pro quo está en las palabras del presidente”, argumentó el representante demócrata John Garamendi de California en el programa “New Day” de CNN, y le dijo a John Berman que la llamada telefónica de Trump con Zelensky “lo deja muy claro”.

CNN confirmó que Trump ordenó suspender millones de dólares en ayuda militar a Ucrania aproximadamente una semana antes de la llamada con Zelensky, algo que fue informado por primera vez por The Washington Post. Trump dijo que retuvo la ayuda porque estaba esperando que las naciones europeas contribuyeran con su parte justa y que la demora no estaba relacionada con la solicitud de investigación.

“Eso, junto con la retención de los fondos, que precedió a la llamada telefónica. Todas estas cosas están ahí. Y no es circunstancial”, dijo Garamendi.

¿Qué pasó después de que Trump colgó la llamada con Ucrania?
Una dramática declaración sacude la defensa de juicio político de Trump

El analista legal en jefe de CNN, Jeffrey Toobin, explicó que hay “pruebas muy sólidas de que hubo un quid pro quo aquí” en la llamada telefónica de Trump.

Toobin señaló la sección de la transcripción de la Casa Blanca en la que Zelensky mencionó que Ucrania estaba lista para comprar más misiles a Estados Unidos. Trump respondió: “Me gustaría que nos hicieras un favor”.

“Él plantea eso en el momento preciso después de que Zelensky plantea el tema de que necesitamos dinero para nuestra defensa”, dijo Toobin. “Dinero, favor. Quid pro quo”.

Después de que se publicara la transcripción por parte de la Casa Blanca, Trump negó haber actuado mal y dijo que “no hubo presión alguna” en su llamada telefónica con Zelensky. En una conferencia de prensa en Nueva York a finales de septiembre, el presidente agregó: “No lo hice. No hubo quid pro quo”.

La transcripción publicada, dijo un alto funcionario de la Casa Blanca, fue desarrollada con ayuda del software de reconocimiento de voz junto con tomadores de notas y expertos en escucha.

Trump ahora dice que China y Ucrania deberían investigar los Biden

Trump se defiende y ha negado el quid pro quo

El presidente Donald Trump ha secuestrado el debate de juicio político con la frase “no quid pro quo”.

Trump defendió sus acciones utilizando el eslogan, incluso antes de que se publicara la denuncia de denunciantes. Y ahora lo ha mantenido como un tema clave en el debate de juicio político.

Ciertamente es cierto que la frase “no quid pro quo” encaja muy bien como un eslogan, incluso si no sale exactamente de la lengua.

Justo como repitió la frase “No hubo colusión” en bucle durante la investigación de Rusia, Trump repite muy específicamente su negación de quid pro quo casi cada vez que habla de Ucrania.

El término no aparece en la denuncia de los informantes que puso en marcha toda la investigación de juicio político. No aparece en la Constitución, que establece el proceso de destitución como castigo por “traición, soborno u otros delitos y delitos menores”.

No está en los Documentos Federalistas, donde Alexander Hamilton amplió cuáles podrían ser esos crímenes, simplemente como “el abuso o la violación de cierta confianza pública”.

Tampoco está en las noticias iniciales sobre la denuncia, cuando The Washington Post lo informó el 18 de septiembre.

El término latino quid pro quo significa “dar algo a cambio de obtener algo”. A menudo se usa en el mundo legal, pero dado que no está directamente relacionado con el juicio político en la Constitución ni en ningún otro lugar, no es la cuestión que los legisladores tendrán que decidir si elaboran el caso de juicio político contra Trump y celebran un juicio en el Senado para sacarlo de su cargo.

Mira: ¿Cómo influye Estados Unidos en los 5 años de guerra civil de Ucrania?

¿Cómo surgió la frase en el caso Ucrania?

La idea de quid pro quo con respecto a Trump y Ucrania surgió en los términos del presidente. The Wall Street Journal usó el término el 20 de septiembre cuando informó que Trump había presionado al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky siete u ocho veces para investigar a Hunter Biden, el hijo del exvicepresidente Joe Biden.

Pero el contexto de ese uso es importante.

“En la llamada, Trump no mencionó una provisión de ayuda estadounidense a Ucrania, dijo esta persona, que no creía que Trump le ofreciera al presidente ucraniano ningún quid pro quo por su cooperación en cualquier investigación”, escribió el reportero del diario.

El periodista usó el término para promover una negación. Fue el primer vistazo de lo que se convirtió en el principal artículo de defensa de Trump: que no había quid pro quo.

Según una búsqueda en la base de datos Factba.se, el propio Trump usó el término por primera vez públicamente unos días después, hablando con reporteros fuera de la Casa Blanca el 22 de septiembre.

“Fue una conversación cálida y amistosa”, dijo, refiriéndose a su conversación con Zelensky. “No hubo quid pro quo. No hubo nada. Fue una conversación perfecta”.

Pero Trump en realidad había estado usando el término “no quid pro quo” con respecto a Ucrania mucho antes de que la denuncia del denunciante anónimo se hiciera pública y antes de cualquiera de los informes publicados sobre su llamada telefónica con Zelensky.

En su declaración de apertura a los investigadores de juicio político el martes, Bill Taylor, el principal funcionario estadounidense en Ucrania, usó el término “quid pro quo” para describir lo que Trump dijo que no estaba pidiendo.

“Según el señor Morrison, el presidente Trump le dijo al embajador Sondland que no estaba pidiendo un ‘quid pro quo’”, escribió Taylor en su declaración, refiriéndose al funcionario del Consejo de Seguridad Nacional, Tim Morrison, y al embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Gordon Sondland, antes de dejar claro que Trump ciertamente tenía expectativas de lo que Zelensky debería hacer.

“Pero el presidente Trump insistió en que el presidente Zelensky, apareciera en público y dijera que está abriendo investigaciones sobre Biden y la interferencia electoral de 2016 y que el presidente Zelensky debería hacerlo él mismo”.

Al día siguiente, Taylor testificó, en una llamada telefónica entre Sondland y él, la idea surgió nuevamente en términos de lo que Trump dice que no está haciendo.

Parafraseando a Sondland, Taylor escribió: “El presidente Trump insistió en que el presidente Zelenskyy, él mismo, tenía que” aclarar las cosas y hacerlo en público”. Trump dijo que no era un “quid pro quo”. ” Lo que vino después es el infame intercambio de WhatsApp entre Sondland y Taylor.

El abogado del denunciante del caso de Ucrania dice que representa al segundo denunciante contra Trump

Un cambio dramático en la defensa de Trump

En su declaración de esta semana, Bill Taylor, el principal diplomático estadounidense en Ucrania les dijo a los investigadores de la Cámara de Representantes que a él le habían dicho que la entrega de ayuda militar a Kiev dependería de una promesa de investigar las elecciones de 2016 y al candidato presidencial demócrata de 2020 Joe Biden.

La declaración de Taylor parece refutar directamente la afirmación del presidente de que no hubo quid pro quo en sus tratos con el exEstado soviético.

Esto hace que sea mucho más difícil para el Partido Republicano defender al presidente sobre los hechos del caso, ya que han surgido de días de testimonios en el marco de la investigación cerrada de juicio político.

Y el nuevo testimonio puede forzar cada vez más a los partidarios del presidente a un argumento alternativo: que lo que hizo fue inapropiado pero no cumple con el estándar de altos crímenes y delitos menores necesarios para el juicio político.

— Marshall Cohen de CNN, Katelyn Polantz, David Shortell, Tammy Kupperman y Michael Callahan contribuyeron a este informe.

CNN