Skip to Content
News

“Abuelas de esnórquel” revelan una gran población de serpientes marinas mortales en una popular bahía

(CNN Español) — Siete abuelas que nadan con esnórquel han ayudado a los científicos a descubrir una gran población de serpientes marinas venenosas en una bahía de Nueva Caledonia popular entre los residentes y pasajeros de cruceros.

“Las abuelas fantásticas”, como se llaman a sí mismas, han trabajado con científicos de la Universidad de Nueva Caledonia y la Universidad de Macquarie, Australia, desde junio de 2017. Todas, con edades entre 60 y 70 años, son entusiastas del esnórquel y se ofrecieron para fotografiar las serpientes marinas mortales.

Su investigación demostró que había una población mucho mayor de serpientes de mar (Hydrophis major) de lo que se pensaba en Baie Des Citrons, un lugar de natación conocido en la capital del archipiélago del Pacífico Sur. Los hallazgos fueron publicados en la revista Ecosphere.

En un comunicado publicado por la Universidad de Macquarie, Claire Goiran, investigadora principal y científica de la Universidad de Nueva Caledonia, dijo: “He estado estudiando serpientes marinas en la Baie des Citrons durante 20 años y pensé que las entendía muy bien, pero las abuelas fantásticas me han demostrado lo equivocada que estaba”.

Elogió la energía de las abuelas y agregó que “han transformado nuestra comprensión de la abundancia y la ecología de las serpientes marinas en este sistema. Es un gran placer y un privilegio trabajar con ellas”.

MIRA: Encuentran en Georgia, EE.UU., un pez con cabeza de serpiente que puede respirar en tierra. Las autoridades los quieren eliminar

Rick Shine, profesor de la Universidad de Macquarie, coautor del artículo, dijo a CNN que la creciente participación de los miembros del público en la investigación fue “uno de los nuevos desarrollos más emocionantes en la ciencia”.

Citando la experiencia especial de algunos miembros del público, agregó: “Las abuelas fantásticas son un ejemplo poderoso: han iluminado la ecología de las serpientes marinas, de una manera que nunca podríamos haber imaginado hasta que llegaron a la escena.”

Solo hubo seis avistamientos de esta especie en el área entre 2004 y 2012. Aunque a finales de 2016 se habían avistado 45 individuos, las fotografías tomadas por las abuelas y Goiran registraron más de 140 serpientes marinas más grandes entre octubre de 2016 y noviembre de 2018.

Los científicos dicen que este es un número notable de serpientes venenosas para un arrecife de menos de 35 hectáreas. Como no ha habido informes de humanos que hayan sido mordidos por estas serpientes, Shine las describió como teniendo una “disposición benevolente”.

Las especies letalmente tóxicas pueden crecer hasta más de 1,5 metros de longitud. Las personas pueden ser fácilmente reconocidas debido a sus patrones únicos.

Según Goiran, este proyecto también proporcionó más información nueva sobre los patrones de reproducción de los reptiles y el número de sus crías que cualquier estudio previo sobre una especie relacionada.

CNN