Skip to Content
News

Lenín Moreno explica el traslado del gobierno de Ecuador a Guayaquil y acusa de nuevo a Correa

(CNN Español) — El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, está pagando un alto precio político por la línea de crédito del Fondo Monetario Internacional. El costo ha prácticamente paralizado el país con clases suspendidas, comercios cerrados y protestas en las calles. Fernando del Rincón entrevistó al mandatario para conocer su reacción ante la situación en Ecuador.

En Guayaquil, a donde el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, trasladó la sede del Gobierno, se celebró este miércoles una marcha por la paz. Los manifestantes, muchos vestidos de blanco como gesto simbólico, rechazaron el vandalismo. Mientras tanto, en Quito, tuvo lugar una marcha del movimiento indígena y otra de trabajadores y estudiantes universitarios en las que ocurrieron choques e intervenciones policiales. En entrevista con Fernando del Rincón, el presidente Moreno dice que para que los funcionarios de Estado pudieran ir al Palacio Presidencial y continuar con el diálogo, decidió trasladar la sede.

El mandatario denuncia que las protestas fueron planificadas antes de su triunfo electoral y que “abundan las evidencias” en cuanto a esta planificación. Moreno también comenta sobre las declaraciones del expresidente Rafael Correa de que consideraría postularse para el ejecutivo de Ecuador.

“Las evidencias apuntan hacia él (Correa) en este proceso de desestabilización”, dijo. “No olvidemos que el expresidente Correa es un prófugo de la justicia. Es demasiado el daño que Correa sigue causando [para que vuelva a ser elegido]”.

“Los grupos apuntan a un solo objetivo: desestabilizar el Gobierno de Ecuador”, dijo.

El Gobierno de Ecuador anunció este miércoles contactos preliminares con los grupos indígenas que protestan en las calles del país. Sin embargo, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) desmintió al Gobierno y negó que haya ningún tipo de diálogo con dirigentes del movimiento. Durante Conclusiones, Fernando del Rincón recibió un comunicado por parte de dirigentes indígenas en el que denuncian detenciones irregulares.

El presidente Moreno reaccionó a las declaraciones: “Lo único que se ha procurado es que se dispersen las personas, pero ha habido a actos vandálicos”.

Además, dijo, hay varias organizaciones que se atribuyen ser los representantes de los indígenas.

“A los indígenas siempre los tratamos con cariño. Jamás he dicho un insulto, un epíteto, sobre nuestros hermanos indígenas”, dijo Moreno.

Tensión y señalamientos

Este martes el presidente  Lenín Moreno, responsabilizó —sin pruebas— al expresidente Rafael Correa y al cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de estar llevando un plan de desestabilización en Ecuador. La respuesta, tanto de Correa como de Maduro, no tardó en llegar. El martes, Correa habló en CNN sobre Moreno y criticó sus medidas. “Siempre fue un títere desde que asumió el gobierno”, dijo en Perspectivas desde Buenos Aires.

“Queremos que anticipe elecciones”, le dijo Correa a Juan Pablo Varsky. “Hay una salida constitucional y democrática, y eso es lo que estamos pidiendo”, agregó.

Las protestas

Las protestas comenzaron a raíz de medidas económicas que anunció Moreno.

Las fuertes protestas estallaron en todo el país la semana pasada cuando los grupos indígenas y los sindicatos continuaron desafiando la orden ejecutiva del gobierno del presidente Moreno de levantar los subsidios del gobierno al combustible, una medida que ha desatado la ira de los miembros del sindicato de transporte que han pedido una acción nacional.

En septiembre, Ecuador contrajo nueva deuda por 2.000 millones de dólares, según confirmó el Ministerio de Finanzas. La operación consiste en la colocación de bonos soberanos en los mercados internacionales por 2.000 millones de dólares a 5 y 10 años de plazo. Los primeros 600 millones tienen vencimiento en 2025 con una tasa de interés de 7,87% y los restantes 1.400 millones vencen en 2030 con una tasa de 9,50%.

CNN