Skip to Content

La mujer cuya voz se escuchó entre los escombros del derrumbe del condominio de Surfside en Miami ha sido identificada. Así sucedió

Rocío Muñoz-Ledo

(CNN) — La voz débil y tranquila de una mujer atrapada en la enorme pila de concreto y acero retorcido se pudo escuchar durante varias horas después del colapso del condominio de Surfside, Florida, en junio pasado.

“Eventualmente ya no escuchamos su voz”, dijo el jefe de bomberos del condado de Miami-Dade, Alan Cominsky, una semana después del colapso del 24 de junio.

Un memorándum de 11 páginas publicado por el Departamento de Bomberos de Miami-Dade la semana pasada decía que la “voz entre los escombros” pertenecía a Theresa Velásquez, una ejecutiva musical de Live Nation que tenía 36 años cuando falleció, junto con sus padres.

Estaban entre las 98 personas que murieron en el desastre en el edificio Champlain Towers South el verano pasado.

El memorándum, que describe las precarias condiciones de búsqueda y el costo emocional de la búsqueda de “vida bajo los escombros”, dice que los perros de rescate “detectaron el olor de una víctima viva” debajo del estacionamiento del condominio alrededor de las 6:30 a.m.

El subjefe de bomberos Raied Jadallah escribió que el memorándum – fechado el 25 de abril – era una refutación a un artículo periodístico que sugería que la voz entre los escombros pertenecía a un niño de 14 años que también murió en el derrumbe. El documento –que se informó por primera vez en CBS Miami– disputó los detalles en la historia de diciembre de USA Today.

“Actualmente estamos revisando el informe del Departamento de Bomberos de Miami-Dade”, dijo en un comunicado Lark-Marie Anton, vocera de Gannett, propietaria de USA Today. “Los hechos y el origen de nuestra historia son claros. No tenemos comentarios adicionales en este momento”.

Cuatro sobrevivientes rescatados, uno murió más tarde

El memorándum de Jadallah ofrece nuevos detalles sobre las agonizantes horas y días en los que los familiares, los equipos de rescate y los funcionarios de la ciudad tenían la esperanza de encontrar sobrevivientes en el montón de acondicionadores de aire destrozados, barras de metal afiladas como navajas y paredes y balcones de hormigón destrozados.

El memorándum describía los altos niveles de monóxido de carbono en el sitio y los peligros de usar herramientas eléctricas en charcos de agua.

“Mientras trabajaban en agua estancada, los equipos de rescate recibieron descargas eléctricas mientras operaban los martillos neumáticos debido a la humedad en las líneas eléctricas”, escribió Jadallah.

Las familias de las víctimas del edificio que colapsó en Miami llegan a un acuerdo de US$ 997 millones

Durante las primeras cinco horas, dice el memorándum, los rescatistas sacaron a los sobrevivientes atrapados en balcones, escaleras y estacionamientos. Finalmente, se rescató a un total de 37 sobrevivientes.

Se utilizaron elevadores de bolsas de aire, herramientas hidráulicas, dispositivos neumáticos de apuntalamiento y otros instrumentos para rescatar a cuatro sobrevivientes atrapados bajo los escombros, según el memorándum.

Los cuatro sobrevivientes incluyen a un chico de 15 años cuya mano y dedos fueron vistos moviéndose entre los escombros por un hombre que paseaba a su perro, dijo el sábado la vocera del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, Erika Benítez.

La madre del niño también fue rescatada, pero luego murió a causa de sus heridas.

Una mujer y su hija adolescente, que vivían en el noveno piso de la torre, también fueron rescatadas de entre los escombros, dijo Benítez. La hija fue encontrada primero y señaló a los rescatistas un lugar a unos 9 metros de distancia donde localizaron a su madre. Las dos sufrieron heridas graves pero se recuperaron, dijo. El padre de la niña estaba entre las víctimas mortales.

Identifican a la víctima 98 del colapso en Miami 1:47

En un comunicado posterior a la publicación del memorándum, el Departamento de Bomberos de Miami-Dade dijo que “los rescatistas no escatimaron esfuerzos en esta operación de búsqueda y rescate, y es importante que estos socorristas comprendan el alcance total de sus esfuerzos”.

“Nuestros corazones están con todas las familias de las víctimas, y esperamos que puedan encontrar algún consuelo al saber que se hizo todo lo posible para rescatar a sus seres queridos”, dijo el comunicado.

Para los rescatistas, la mujer atrapada sonaba tranquila

En las entrevistas, escribió Jadallah, se enteró de que los equipos de rescate “nunca tuvieron una conversación completa o larga con la mujer en la pila de escombros”. La comunicación solía durar “unos pocos segundos a la vez”. En ese momento, un agente de bomberos dijo que escucharon a la mujer durante varias horas. Algunos rescatistas creían que la mujer podría haber estado a una distancia de entre 3 y 6 metros de una enorme losa de concreto donde comenzó la operación.

“Los equipos de rescate explicaron que las únicas veces que podían comunicarse con la mujer era cuando cesaban todas las operaciones y todos estaban en silencio”, decía el memorándum. “Incluso el más leve susurro de los equipos de rescate o el chapoteo en el agua estancada negaron cualquier capacidad de escuchar a la mujer”.

Benitez dijo que la comunicación fue breve, la voz de la mujer era apenas audible.

La enorme pila de concreto y escombros del edificio que colapsó en Miami es ahora casi una fosa vacía

“Le decían: ‘Si todavía puedes escucharnos, si todavía estás con nosotros, toca dos o tres veces’ para que pudieran escuchar las vibraciones a través de los escombros”, dijo Benítez sobre los rescatistas. “Así es como se comunicaban con ella hacia el final. Obviamente, se estaba debilitando y aparecía y desaparecía”.

No está claro si se le preguntó a la mujer su nombre.

“Algunas veces podían escucharla claramente y luego algunas veces en las que no era audible”, dijo Benítez. “Ella no tenía la fuerza para ser lo suficientemente fuerte para ser escuchada. Así que no obtuvimos su nombre, pero eso no significa que no le preguntaron su nombre”.

Jadallah escribió que los rescatistas dijeron que la voz era la de una mujer, no la de un niño. Un rescatista creyó haber escuchado que la mujer estaba en el apartamento No. 204, que albergaba a una niña colombiana de 14 años y sus padres. Otros dos rescatistas creyeron haber escuchado que era el No. 304, donde Velázquez estaba de visita y se estaba quedando con sus padres.

Los rescatistas le dijeron al subjefe que la mujer solo les hablaba inglés, sonaba como un hablante nativo y no tenía acento. Ella les dijo que estaba atrapada entre dos colchones o entre una pared y un colchón. Ella dijo que había estado visitando a sus padres y que no podía verlos a su alrededor. Permaneció tranquila cuando se comunicaba mientras los rescatistas cambiaban de turno.

“Es muy desafortunado para todos ellos no haber tenido ese rescate”, dijo Benítez sobre los socorristas.

“Se quedaron hasta que ya no escucharon la voz… Creo que fue una de las cosas que más les molestó. Nunca se dieron por vencidos con esta persona a pesar de que las condiciones eran tan precarias”.

Restos fueron encontrados el día en que la búsqueda pasó a ser un esfuerzo de recuperación

La familia de Velásquez confirmó a las autoridades que ella se había estado quedando con sus padres en el apartamento No. 304, según el memorándum. Un tío de la niña de 14 años en el otro apartamento le dijo a Jadallah que su sobrina hablaba inglés con acento pero que el español era su idioma principal. La niña tenía una “voz aguda muy distinta”.

El 8 de julio, dos semanas después de que se derrumbara la torre de condominios, los restos de Velásquez fueron localizados entre los escombros, escribió Jadallah. Ese mismo día, los esfuerzos de búsqueda y rescate pasaron a una operación de recuperación.

Velásquez fue identificada el 17 de julio.

Sus padres, Julio César Velásquez y Ángela Velásquez, también fueron confirmados muertos por funcionarios de Miami-Dade.

Bomberos de Miami traspasan a la policía las labores de recuperación en los escombros del edificio derrumbado

Después del derrumbe, su hermano, David Velásquez, había publicado en Facebook que sus padres, de 66 y 60 años, respectivamente, vivían en el edificio. Su hermana los estaba visitando.

David Velásquez, a través de su esposa, declinó hacer comentarios a CNN.

“Confío en lo que está en ese informe y en las personas que tomaron esa determinación”, dijo a CBS Miami.

Añadió: “No hay forma de saber el 100 por ciento, pero parece la conclusión lógica”.

Jadallah escribió que informó al hermano de Velásquez de sus hallazgos a finales de diciembre.

Velázquez, vicepresidenta sénior de Live Nation, fue incluida en la lista 2020 de Billboard de ejecutivos musicales LGBTQ que “dieron forma al sector”.

El presidente y director ejecutivo de Live Nation, Michael Rapino, llamó a Velásquez el 25 de junio “una querida amiga, hija, hermana y compañera de trabajo”.

“Enviando amor a todos en Surfside, necesitamos milagros esta noche”, escribió Rapino en Twitter horas después del colapso.

Más de nueve meses después de que se encontraran sus restos, Jadallah escribió en su memorándum: “Este informe documenta las acciones tomadas y las pruebas testimoniales y físicas reunidas que llevaron a identificar la voz femenina bajo los escombros como la de Theresa Velásquez”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newssource

Skip to content