Skip to Content
Noticias

Los números de pruebas de covid-19 cayeron en Estados Unidos. Entérate por qué siguen siendo importantes

(CNN) — Los números de pruebas de covid-19 disminuyeron en EE.UU. y eso es una mala noticia.

Sin las pruebas, no hay forma de realizar un seguimiento de hacia dónde se dirige la pandemia y si las vacunas están funcionando. Y no hay forma de hacer uso de una de las herramientas más importantes para combatir las enfermedades infecciosas: el rastreo de contactos.

«Si bien el público puede ver la vacunación como una prioridad en este momento, y es una prioridad, las pruebas generalizadas aún son esenciales para el control de infecciones», dijo Romney Humphries, director médico del Laboratorio de Microbiología Clínica del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, durante una sesión informativa de la Sociedad Norteamericana de Enfermedades Infecciosas (IDSA, por sus siglas en inglés).

«Esto nos ayudará a rastrear el impacto real. ¿Realmente vemos una reducción en los casos?» comentó. Las pruebas también pueden ayudar a rastrear variantes.

Estados Unidos registró un promedio de alrededor de 1,5 millones de pruebas covid-19 por día durante los últimos días, según datos de The COVID Tracking Project.

MIRA: Estos gobiernos hacen afirmaciones dudosas sobre el covid-19

Eso es aproximadamente un 26% menos que el promedio a mediados de enero, cuando EE.UU. alcanzó un promedio máximo de siete días de más de 2 millones de pruebas reportadas el 15 de enero. La tasa ha comenzado a repuntar nuevamente, pero solo ligeramente.

«Si no hacemos las pruebas, no sabemos cuánta infección hay», dijo la Dra. Mary Hayden, jefa de la División de Enfermedades Infecciosas y directora de la División de Microbiología Clínica del Centro Médico de la Universidad Rush, durante la sesión de la IDSA.

Agregó que si bien las tasas de infección han disminuido, siguen siendo altas y, en algunos lugares, más altas que durante el verano.

Los informes diarios del perfil de la comunidad del equipo de covid-19 de la Casa Blanca han rastreado varios indicadores, incluidas las pruebas.

En términos de tasas de prueba, lo ideal es un promedio diario de siete días de al menos cinco pruebas por cada 100 personas. Pero en un informe publicado esta semana, solo cinco estados alcanzaron ese umbral en un período de siete días, colocándolos en la categoría «verde oscuro»: Rhode Island, Vermont, Massachusetts, Nueva York y Alaska.

MÁS: Algunos estados en EE.UU. cambian su estrategia y ahora vacunarán contra el covid-19 a las personas de 50 años y más a medida que se expande la oferta

Ocho estados estaban en «rojo» o «rojo oscuro», lo que significaba que había menos de una prueba por cada 100 personas. Los estados en esta categoría fueron Oklahoma, Missouri, Dakota del Sur, Mississippi, New Hampshire, California y Georgia.

Con la propagación actual de la infección, Hayden dijo que no cree que el país esté en un lugar donde se puedan relajar las estrategias generales y reducir las pruebas.

Las pruebas también son una herramienta importante por razones más allá del diagnóstico, incluida la determinación de los requisitos de cuarentena y el seguimiento de la evolución de la pandemia, indicó Humphries.

«Creo que uno de los mensajes más importantes es para el público: si tienes síntomas, es muy importante que vayas y te hagas la prueba y determines si eres positivo o no», dijo Humphries.

Lo que se está viendo en los laboratorios y a partir de los datos es una reducción en la cantidad de personas que vienen para hacerse las pruebas en función de los síntomas, según Humphries.

Lo que sucede en los estados «rojo» y «rojo oscuro»

California ha tenido una de las mayores caídas en las tasas de pruebas desde mediados de enero, según datos federales. El departamento de salud estatal señaló que el volumen de pruebas ha disminuido por quinta semana consecutiva. El promedio de siete días se redujo a alrededor de 181.000 pruebas por día desde alrededor de 230.000 pruebas diarias.

El Departamento de Salud Pública de California preguntó a los laboratorios que destacaron una disminución en los pedidos de pruebas de PCR durante las últimas dos semanas y encontró que el suministro no era un factor. Más bien, las personas simplemente no están tomando la prueba.

En Oklahoma, la gente simplemente no está buscando pruebas, dijo a CNN Travis Kirkpatrick, subcomisionado del Departamento de Salud del Estado de Oklahoma.

MÁS: El avance de la pandemia y el comportamiento humano: ¿tienen influencia entre sí? Esto es lo que dicen los científicos

Atribuyó esto a varios factores, incluida una alta tasa de vacunación en el estado, un clima más cálido y una disminución de las tasas de hospitalización y casos. Kirkpatrick también cree que su estado sufre algo de fatiga por el covid.

«Continuamos ofreciendo pruebas. Seguimos encontrando formas de expandir las pruebas», afirmó. «Hay muchas maneras en las que continuamos impulsando las pruebas desde el punto de vista de las políticas, desde el punto de vista de la salud pública y luego ofrecerlas. Pero sobre la falta de números de pruebas, creo que atribuimos mucho más a la falta de interés que a cualquier otra cosa».

Todavía no es hora de hacer sonar las alarmas, dijo Kirkpatrick, pero su departamento es cauteloso con las personas que piensan que no necesitan hacerse la prueba. Dijo que Oklahoma continuará invirtiendo en pruebas, calificándola como su mejor herramienta para la vigilancia.

Cómo llegó un estado a «verde oscuro»

En Vermont, uno de los cinco estados donde las pruebas aún se encuentran en altas tasas, el énfasis en el rastreo de contactos es de gran ayuda, indicó Tracy Dolan, comisionada adjunta de salud pública del Departamento de Salud de Vermont.

Además, las pruebas se utilizan para ayudar a las personas a salir de la cuarentena antes, dijo Dolan a CNN.

«Al principio creamos algunas políticas más agresivas que los CDC», afirmó.

«El estado tiene una política estricta de cuarentena de viajes, y la mejor manera de salir es hacerse la prueba temprano. Definitivamente incentiva a la gente».

Vermont también priorizó las pruebas desde el principio, dijo Dolan, haciéndolas ampliamente disponibles y gratuitas. La mayoría de los lugares de pruebas en Vermont se encuentran a 30 minutos en automóvil y la mayoría de los sitios están abiertos los siete días de la semana. El estado extrae recursos de prueba adicionales cuando hay brotes y tiene una prueba de vigilancia «constante».

Los funcionarios de salud locales promueven las pruebas a través de redes sociales específicas si hay un aumento en los casos y las comunidades y líderes han apoyado las pruebas desde el principio, comentó Dolan.

CNN Newssource

Skip to content