Skip to Content
Noticias

Calles a reventar, enfrentamientos y un cacerolazo nocturno: lo que dejaron las protestas masivas en Colombia

(CNN Español) — Con cánticos, pancartas y múltiples reclamos, se realizó la jornada de manifestaciones en Colombia convocada para este jueves por varios sectores y organizaciones sociales.

El descontento en contra del gobierno de Iván Duque quedó reflejado en las calles de varias de las principales ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena y Barranquilla, entre otras. El director de la Policía Nacional de Colombia, general Oscar Atehortua, informó que se desarrollaron 313 actividades, entre marchas, concentraciones y bloqueos.

Al menos tres personas murieron en los disturbios que se dieron en Colombia la noche del jueves tras el paro nacional en protesta contra el Gobierno del presidente Ivan Duque, informó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

Protestas en Medellín durante la jornada de paro nacional. (JOAQUIN SARMIENTO/AFP via Getty Images)

Pese a ello, uno de los hechos que marcaron las manifestaciones, como lo reconocieron las autoridades, es que en su mayoría transcurrieron de manera pacífica hasta la tarde, salvo por algunos hechos aislados. Según dijo la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez hubo “una participación ciudadana bastante positiva en prácticamente” todo el país. Sin embargo, al caer la tarde en Bogotá, la capital, se registraron algunos enfrentamientos entre la Fuerza Pública y los manifestantes. En la Plaza de Bolívar, centro de la ciudad, las personas que allí se concentraron fueron dispersadas por la Fuerza Pública.

También en la localidad de Suba, otra zona de Bogotá, la concentración de personas fue dispersada con gases lacrimógenos, porque, según la Policía Metropolitana de Bogotá, los manifestantes usaron barricadas para bloquear la vía. Los incidentes de violencia en esa localidad no cesaron hasta la noche.

La situación fue un poco más tensa en la ciudad de Cali, al suroccidente de Colombia, donde unidades del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) intervinieron frente a la Universidad del Valle, pues según el general Atehortua, los manifestantes “atentaron contra la Fuerza Pública”, y además pretendieron causar daño a las instalaciones del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior, ICETEX, una entidad de crédito estudiantil.

De hecho, en la tarde, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, decretó el toque de queda a partir de las 7:00 p.m, argumentando “hechos violentos que empañaron” el paro nacional. Y advirtió que quienes estén afuera a esa hora, “podrán ser detenidos por las autoridades”.

Por otro lado, llamó la atención que en Medellín, capital del departamento de Antioquia, marchó sin percances Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, quien fue el comandante de las ahora desmovilizadas FARC y el actual líder del partido FARC. Londoño se desmovilizó tras el acuerdo de Paz en 2016.

Rodrigo Londoño marchó en Medellín. (Photo by JOAQUIN SARMIENTO / AFP) (Photo by JOAQUIN SARMIENTO/AFP via Getty Images)

El exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas señaló en entrevista con Gabriela Frías, de CNN en Español, que “el país en general, tal vez cansado de tanta violencia de tantos años por el conflicto armado es muy consciente de que la violencia no conduce a ninguna parte”.  Y añadió que una de las razones del descontento social generalizado es “porque no se ve una agenda muy definida, muy clara”, lo que a su juicio le ha “restado fuerza al gobierno” recientemente.

Por su parte, Nelson Alarcón, presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), uno de los convocantes al paro, resaltó este jueves que “hoy millones de colombianos le demostramos al presidente Iván Duque que los buenos somos más”, y añadió que van a “derrotar la política neoliberal del presidente Iván Duque”.

Y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) sostuvo que “ha sido la expresión de una nueva Colombia, de otra Colombia posible”. La CUT, uno de los sindicatos más grandes del país, pidió en un comunicado de manera inmediata una reunión con al presidente Iván Duque, para que “debata las motivaciones y razones de este paro”.

El cacerolazo que resonó tras las marchas

Personas participan en el cacerolazo en Cali. (Photo by LUIS ROBAYO / AFP) (Photo by LUIS ROBAYO/AFP via Getty Images)

Al caer la noche un tintineo inconfundible empezó a sentirse en varios sectores de Bogotá: las cacerolas sonaron durante un extenso periodo en la capital. En algunos puntos, incluso las personas salieron de sus casas a las calles nuevamente. La alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, expresó en su cuenta de Twitter que este era un “cacerolazo que rechaza y condena toda forma de violencia”.

Posteriormente, pasadas las 10:00 p.m., el presidente Iván Duque se dirigió a los ciudadanos en una breve alocución, rechazando los hechos de violencia posteriores a las marchas, a los que calificó de “vandalismo puro”. Dijo que “los estudiantes, los trabajadores, los artistas y la gran mayoría de personas que se movilizaron lo hicieron con la intención legítima de hacer sentir su voz. Y los escuchamos”. También habló de la captura de “decenas” de criminales.

Según informó el director de la Policía Óscar Atehortúa en la noche, 36 personas fueron capturadas y judicializadas por fabricación y porte de armas, estupefacientes, violencia contra servidores públicos, lanzamiento de sustancias peligrosas, obstrucción de vías públicas y daño al bien ajeno. Previamente había mencionado que al menos 42 personas fueron atendidas en hospitales, principalmente por “inhalación de gases y por lesiones y contusiones” y que 37 policías también resultaron lesionados.

La protesta nacional fue convocada por sindicatos, estudiantes, indígenas, profesores y sectores políticos de oposición para expresar la inconformidad por el aumento del desempleo, el asesinato de líderes sociales y las posibles reformas que podrían ser presentadas por el gobierno en materia de pensiones, trabajo y tributación, algo que grupos de estudiantes y sindicatos bautizaron como el “paquetazo de Duque”.

CNN