Skip to Content
Noticias

Sandra, la orangutana liberada de un zoológico tras ser declarada ‘persona no humana’ en Argentina, llega a su nuevo hogar

(CNN) — Una orangutana de 33 años a la que se le otorgó ‘personalidad jurídica’ en Argentina, fue trasladada a un nuevo hogar en Wauchula, Florida.

Patti Ragan, directora del Centro para los Grandes Simios, donde ahora vive Sandra, la orangutana, le dijo a CNN que ha estado “inquisitiva, tranquila, comprometida e interesada en su nuevo entorno” desde su llegada el martes.

“Era tímida cuando recién llegó, pero una vez que vio los columpios, los juguetes y las áreas verdes en su nuevo hogar, salió a explorar”, señaló Ragan en un comunicado de prensa.

El animal capturó la atención del mundo cuando era sujeto de un caso judicial en Argentina durante 2015.

Después de vivir en cautiverio durante 20 años en el zoológico de Buenos Aires, Sandra fue declarada “persona no humana” por la jueza Elena Liberatori; un fallo sin precedentes que otorgó a la orangutana derechos básicos que incluyen la vida, la libertad y la premisa de “no dañarla” física o psicológicamente.

MIRA: Un hombre saltó de su tabla de surf y aterrizó en un tiburón en Florida

Pero había un problema: no hay santuarios de orangutanes en Argentina, por lo que la jueza Liberatori le pidió al Centro para los Grandes Simios que acogiera a Sandra, pues son el único santuario acreditado para orangutanes en el continente americano.

Sandra fue enviada al zoológico del condado de Sedgwick en Kansas para una cuarentena de un mes antes de llegar al centro de Florida, donde le prometieron atención de por vida.

En el centro hay 22 orangutanes, incluida Sandra, y 31 chimpancés. Los simios fueron rescatados de circos, espectáculos, atracciones itinerantes, laboratorios y el comercio ilegal de mascotas exóticas, según el Centro de Grandes Simios.

Sandra en su nuevo hogar el 6 de noviembre de 2019. (Crédito: Keith VonStein/Center for Great Apes via AP)

“Su fama ayudará a crear una mayor conciencia de cuán especiales y sensibles son los grandes simios, así como las terribles amenazas que enfrentan sus especies salvajes en Borneo y Sumatra”, dijo Ragan a CNN. “La destrucción del hábitat por causa de la tala, la minería y el cultivo de aceite de palma está causando la pérdida de cientos de orangutanes tan inteligentes y encantadores como Sandra”.

Mientras tanto, el zoológico cerró en 2016 y ahora se está convirtiendo en un Ecoparque, un espacio para la fauna nativa argentina que abrirá sus puertas en 2023.

Emiliano Giménez contribuyó a esta historia.

CNN