Skip to Content
Noticias

El Día de Muertos tiene que ver con el más allá, el amor y las coloridas calaveras

(CNN) — Las familias esparcen grandes cantidades de pétalos de caléndula, encienden velas para sus seres queridos y algunas incluso se maquillan de coloridas calaveras.

Bienvenido al Día de Muertos.

La fiesta mexicana se celebra durante los primeros dos días de noviembre y no tiene nada que ver con Halloween. Es una oda a la otra vida y un recordatorio de que la muerte no es algo a lo que hay que temer.

Si disfrutaste la película animada de Disney “Coco”, aquí hay muchas maneras en que la gente celebra la fiesta del Día de Muertos.

Los artesanos hacen calaveras de azúcar

Las calaveras fueron un poderoso símbolo en la cultura azteca, y algunas fueron utilizadas como tributo a Mictecacihuatl, la diosa de la muerte. Para celebrar la festividad, los artesanos pasan horas transformando el azúcar, el agua caliente y la lima en una pasta de azúcar similar al caramelo que moldean en golosinas en forma de calavera de todos los tamaños.

Estas golosinas se decoran con glaseado, papel de aluminio multicolor y, a veces, plumas. Las calaveritas son en su mayor parte comestibles, pero la gente las usa principalmente para decorar sus altares.

La gente construye cuidadosamente altares para los muertos

Los coloridos monumentos conmemorativos de varios niveles se construyen en casas, escuelas y lugares públicos como un tributo a los seres queridos fallecidos. Los diferentes niveles representan el inframundo, la Tierra y el cielo.

Una foto grande del difunto generalmente se pone en la parte superior del altar con papel picado. Calaveras de azúcar, velas, pan de muerto y caléndulas mexicanas aparecen en todo el altar.

El olor penetrante y el color brillante de los pétalos de caléndula fresca están destinados a guiar a los espíritus a sus altares, y los vasos de agua son útiles para calmar la sed de los muertos después de su largo viaje.

Las ofrendas, como se llaman los altares, se ensamblan cuidadosamente utilizando muchos elementos tradicionales, pero cada uno de ellos es único por sí mismo. Se pueden personalizar con la comida favorita de la persona muerta, recuerdos de sus vidas y sus artículos favoritos. Algunos altares tienen libros, joyas, música y ropa en exhibición.

Las multitudes se reúnen en los cementerios

Las personas acuden a los cementerios durante la celebración para visitar las tumbas de familiares y amigos muertos. Pero no están de luto ni con las manos vacías.

Después de limpiar las tumbas y las lápidas, algunos las decoran con flores, pétalos de caléndula y encienden velas. Mientras que algunos vienen a rezar en silencio, otros les dan serenatas a sus seres queridos con mariachi.

Las personas se dirigen a las tumbas todos los años para mantener vivo el recuerdo del difunto en sus corazones y en las mentes de los miembros de su familia. Comparten historias, beben y comen juntos como si fuera una fiesta.

Los esqueletos caminan entre los vivos

Para conmemorar el Día de los Muertos, las personas desfilan por las calles con hermosas calaveras pintadas en sus rostros y disfraces para conmemorar la festividad.

Las mujeres generalmente se pintan la cara, visten elegantes vestidos y sombreros adornados con plumas y flores. En realidad, están evocando a “La Catrina”, una rica dama esquelética con un elegante sombrero floral. La imagen, esbozada por el artista mexicano José Guadalupe Posada en 1910, era una sátira política que se burlaba de la clase alta de México y su actitud negativa hacia los pueblos indígenas.

Las multitudes bailan en alegres desfiles celebrados durante el día en numerosas ciudades, o desfilan juntos en su camino a los cementerios la noche de Halloween.

CNN

Comments

Leave a Reply