Skip to Content

Un avión desapareció en Vermont hace más de 53 años. Los expertos creen que lo han encontrado en el lago Champlain

Sofía Barruti

(CNN) — Kristina Nikita Coffey tenía cuatro años cuando el avión en el que viajaba su padre perdió el contacto con los controladores aéreos y desapareció sobre el lago Champlain, en Vermont, en una noche nevada de 1971. Nunca se encontró el lugar del accidente, pero a lo largo de los años mantuvo la esperanza de que se descubriera, acumulando constantemente recortes de periódico y documentos relacionados con el caso.

Así que fue una sorpresa cuando su prima, Barbara Nikitas, la llamó el 28 de mayo con noticias: Un buscador submarino había encontrado el jet en el que su padre, George Nikita, se embarcó con otros cuatro hombres hace 53 años.

“Cuando la llamé, creo que se quedó atónita porque no sabíamos que Garry estaba haciendo la búsqueda”, dijo Nikitas a la CNN, refiriéndose al buscador. “Fue un shock a todos los niveles”.

Después de ver las fotos del jet bajo el agua, Nikita Coffey dice que sabía que era el avión correcto.

“Lo sabía”, dijo sobre el avión que transportaba a su padre. “He mirado esa foto del avión toda mi vida”.

Lo que ocurrió a bordo del avión aquella noche sigue siendo un misterio.

El 27 de enero de 1971, el avión partió de Burlington, Vermont, rumbo a Providence, Rhode Island. El despegue pareció normal a la torre de control, según Garry Kozak, el buscador submarino que encontró el jet. Pero poco después del despegue, el controlador perdió todo contacto por radar. Según Kozak, el avión no emitió ninguna señal de socorro ni comunicó nada. A bordo iban Nikita, Donald Myers, Robert R. Williams, III, Frank B. Wilder y Kirby Windsor.

Según Kozak, la búsqueda inicial del avión fue infructuosa. Era invierno y las gélidas temperaturas habían congelado el lago, lo que imposibilitó las búsquedas posteriores. En primavera, el hielo se derritió y se recuperaron algunos restos del avión. Siguieron más intentos de búsqueda. En los 53 años siguientes se realizaron más de 17 búsquedas del avión, todas infructuosas, según Kozak.

Vista del avión antes de estrellarse el 27 de enero de 1971. (Crédito: Garry Kozak)

Kozak se enteró del accidente por un amigo en la década de 1980. El hecho de que tantos intentos hubieran fracasado le intrigó.

“Siempre me ha gustado encontrar cosas bajo el agua, así que para mí fue una satisfacción personal resolver algo que todo el mundo había olvidado”, explica Kozak a la CNN. “En segundo lugar, para la familia, porque yo había hablado con algunos de los miembros de la familia allá por 2014, cuando se estaba armando una de las búsquedas”.

Cuando se llevaron a cabo las búsquedas, Kozak cree que el avión estaba dentro de las áreas buscadas, pero había sido pasado por alto en los escaneos.

“He trabajado en muchos accidentes aéreos a lo largo de los años, pero tengo una biblioteca mental bastante grande sobre el tipo de anomalía que debería estar buscando cuando leo datos”, dijo Kozak.

Kozak afirma que en su campo algunos pueden pasar por alto lo que parece ser un montón de piedras. Frank K. Wilder, hijo del pasajero Frank B. Wilder, está de acuerdo. Dice que sabía que el avión iba a ser difícil de encontrar basándose en este hecho.

“La mayoría de la gente piensa que el avión está en una sola pieza y que está en el fondo y que sería fácil de encontrar, pero en realidad el avión está destrozado en un montón de trozos pequeños y eso es mucho más difícil de identificar”, dijo Wilder.

Perdido y encontrado de nuevo

El avión fue encontrado a unos 60 metros de profundidad al oeste de Juniper Island, a unas 3 millas de Burlington. En el video y las imágenes captadas, los expertos pudieron ver las franjas acentuadas rojas y negras del avión. También vieron cerca dos motores de turbina y un ala rota. El lugar del naufragio quedó intacto.

Aunque ya han pasado 53 años, los hijos de los pasajeros aún recuerdan el día en que sus vidas cambiaron para siempre.

“Recuerdo a mi madre llorando y con un grito terrible. Creo que en aquel momento no entendía lo que significaba todo aquello”, afirma Wilder.

Nikitas aún recuerda el impacto que el accidente tuvo en su madre.

“Mi madre y sus dos hermanos estaban muy unidos. Siempre estaban ahí el uno para el otro, y creo que ella pensó: ‘No puedo estar ahí para mi hermano. No puedo encontrarle. No puedo enterrarlo bien’. Eso siempre me resonó”, dijo.

Tras muchos años de intentos de búsqueda y algunas pistas falsas, las familias tuvieron que seguir adelante, dijo Charles C. Williams, hijo de Robert Williams, III.

“Es difícil explicar el limbo que esto creó”, dijo Williams. “Seis meses se convierten en un año y un año se convierte en dos y simplemente no ha habido respuestas. Eso es muy, muy duro para las familias”.

Pero la búsqueda nunca se detuvo para muchos de ellos.

Junto con su prima, Nikita Coffey empezó a ponerse en contacto con otras familias citadas en los artículos de prensa que guardó. Dicen que su grupo ha sido una fuente de apoyo.

“Ocurrió este suceso, y creo que probablemente sea justo decir que cada uno tomó su camino. Vives tu vida y sientes que llevas esta carga tú solo”, dijo Williams.

“Ha sido maravilloso porque la mayoría de la gente no entiende por lo que estás pasando, pero con este grupo, lo entendemos y es agradable tener ese apoyo”, añadió Wilder.

A medida que más medios de comunicación se hacen eco de la historia, Williams afirma que la gente se ha puesto en contacto en medio de un resurgimiento de los detalles sobre el caso.

“Que se hayan perdido y que ahora se hayan vuelto a encontrar. Creo que es estupendo que la gente lo vea y se ponga en contacto, pero para las familias también es triste porque ahora lo sabemos”, afirma Williams.

Nikita Coffey da las gracias a todas las personas que se ofrecieron voluntarias para ayudarles a encontrar el lugar del accidente. Esas muchas búsquedas les permitieron tachar lugares cuando empezó otra.

“Ahora son familia. No puedo decir lo suficiente sobre ellos. No tengo palabras para agradecerles su incansable esfuerzo”, dijo Nikita Coffey.

Ahora que se ha encontrado el lugar del accidente, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte hará su evaluación para confirmar que se trata del avión correcto. La agencia ha recibido un paquete de información sobre el caso de la Administración Federal de Aviación, según un portavoz de la NTSB.

“Evaluaremos los detalles de lo que se ha encontrado y el grado de certeza con el que podemos relacionarlo positivamente con los restos localizados. A continuación, si se recuperaran restos del avión, determinaríamos qué nivel de examen sería apropiado teniendo en cuenta lo que se ha recuperado y el estado en que se encuentra”, dijo el portavoz Peter C. Knudson a la CNN en un comunicado.

Aunque se haya encontrado el lugar del accidente, para los hijos de los pasajeros es importante que la próxima generación también sepa de sus padres.

“Eso es lo que realmente queremos transmitir”, dijo. “(Eran) cinco hombres increíbles que dejaron un hueco en el corazón de mucha gente por su pérdida, no solo su familia, sus compañeros, sus amigos”.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN - Spanish

Jump to comments ↓

CNN Newssource

BE PART OF THE CONVERSATION

KRDO NewsChannel 13 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content